Las cualidades de un buen lobista (I): capacidad de síntesis

El análisis de los procesos legislativos, uno de los pilares del buen lobista
18 enero, 2018
El registro de lobbies en Francia, seis meses después
26 enero, 2018
Mostrar todo

Las cualidades de un buen lobista (I): capacidad de síntesis

El lobby es una actividad que cada vez está adquiriendo más importancia en todos los ámbitos de la sociedad. Empresas, particulares, organizaciones e instituciones de distinta naturaleza hacen lobby a diario, en ocasiones de forma consciente y bien planificada pero en otras de forma inconsciente y, por ello, no sistematizada ni organizada.

Desde MAS Consulting iniciamos una serie de publicaciones ahondando en las características que debe tener un buen lobista, con el objetivo de recalcar cuáles son los pilares de una buena actividad de lobby que siempre, por encima de todo, debe de estar fundamentada en una buena planificación y estrategia.

La primera característica de todo buen lobista ha de ser su capacidad de síntesis. Esto, que alguno puede considerar baladí, es el elemento básico que debe tener presente todo aquel que quiera llevar a cabo una labor de lobby de forma satisfactoria.

Ser capaz de aislar qué se quiere contar y cómo no es fácil. Normalmente, se trata de una realidad compleja que debe ser simplificada para convertirla en un mensaje claro y concreto. Ahí es donde el lobista debe demostrar su capacidad para abstraer la esencia del mensaje y, sin que éste pierda sentido cayendo en una simplificación excesiva, seleccionar los aspectos fundamentales de dicha realidad compleja y trasladarlos a un documento breve que recoja esa esencia.

Además, dicho documento, cuya extensión no debería ser nunca de más de una página, ha de recoger el análisis del problema pero también aportar las soluciones. De ahí que la síntesis se imponga a la hora de describir la realidad compleja de forma sencilla, pero también a la hora de enumerar soluciones. El receptor del documento debe ser capaz de entender el problema de un sólo vistazo y hallar al mismo tiempo una solución sencilla a dicho problema.

Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos

La planificación estratégica y competencias profesionales componen una parte muy importante del programa del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP), cuya 8ª edición comienza el 26 de enero y se extiende hasta el 24 de marzo de 2018. De hecho, tras abordar el análisis de los procesos legislativos en España y la Unión Europea, así como el funcionamiento de las instituciones en ambos marcos, el principal bloque del programa se centra en el desarrollo de la estrategia y competencias del lobby.

El PDAP es el primer programa en España especializado en lobby. Desde hace ocho años ha formado a un gran número de directivos y profesionales del mundo de la empresa, la Administración Pública y el Tercer Sector. La gestión de los asuntos públicos, la representación de intereses o la actividad de lobby y advocacy son una necesidad creciente para cualquier organización. Disponer de unas relaciones fluidas con el poder político, las instituciones, el ámbito privado y la sociedad civil se ha convertido en un objetivo estratégico para la alta dirección. Para más información, pinche aquí.

Comments are closed.