El análisis de los procesos legislativos, uno de los pilares del buen lobista

Resumen del Aula de Liderazgo Público sobre los “Desafíos del lobby en España”
12 enero, 2018
Las cualidades de un buen lobista (I): capacidad de síntesis
23 enero, 2018
Mostrar todo

El análisis de los procesos legislativos, uno de los pilares del buen lobista

 

Uno de los temas que un buen lobista debe controlar es el de la acción legislativa: quién, cómo y cuándo lanza proyectos normativos y el seguimiento de dichos procesos en las distintas etapas que siguen hasta convertirse -o no- en leyes. La 8ª edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos aborda el análisis de los procesos legislativos en España y en la UE y el funcionamiento del Congreso, el Senado y la Presidencia del Gobierno, así como de las instituciones europeas, como uno de los pilares básicos en la formación de los lobistas.

Resulta fundamental en una buen acción de lobby llevar a cabo un seguimiento permanente de la actividad parlamentaria, de forma que pueda tenerse bajo control el estado de todas las iniciativas legislativas que han llegado hasta el Congreso. En este sentido, coincidiendo con el primer aniversario de la toma de posesión del Gobierno de Mariano Rajoy, MAS Consulting publicó un trends en el que analizaba la iniciativa legislativa del Gobierno en esos primeros 365 días de mandato.

Las peculiaridades de la coyuntura política -sin una mayoría parlamentaria y con las tensiones de Cataluña planeando sobre el Congreso- han marcado la acción legislativa en lo que va de legislatura. A 31 de octubre de 2017, se habían aprobado siete leyes, ninguna de ellas orgánicas. Además, se tramitaban cuatro proyectos de ley, todos ellos presentados por el Gobierno y los distintos grupos parlamentarios habían presentado 157 proposiciones de ley, de las que 58 ya habían sido tramitadas y 99 seguían en proceso de tramitación. En su primer aniversario, la mayoría de la acción legislativa de la legislatura se debía al Gobierno, que había aprobado 22 reales decreto ley.

Si el foco se pone en 2017, las cifras no varían mucho: en el año natural el Congreso aprobó 32 iniciativas, 13 de ellas leyes. De estas, la mayoría habían sido promovidas por el Gobierno: cinco para transponer directivas europeas, dos para el concierto y el cupo vasco y la última para los presupuestos. Y de nuevo el grueso de las iniciativas, 19, tenía forma de real decreto ley.

Pero tan importante o más es para una buena acción de lobby mantener una radiografía continua de la actividad parlamentaria como conocer la iniciativa legislativa: qué proyectos normativos se preparan y quién lo hace. En este sentido, el documento de MAS Consulting recogía hasta 22 procedimientos legislativos que, a 31 de octubre, se mantenían aún en proceso de diseño en los distintos ministerios del Gobierno.

Entre estos proyectos que tarde o temprano acabarán llegando al Congreso y otros que están en tramitación en la Cámara Baja, en este 2018 hay que prestar atención, entre otras, a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, en la que trabaja la Comisión de Hacienda del Congreso, la creación de un registro de entrada y salida de trabajadores para garantizar el pago de las horas extras, el trabajo de la Comisión para la Modernización del Estado Autonómico, los trabajos de la Subcomisión para la Reforma de la Ley del Régimen Electoral, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, en trámite en la Comisión de Interior, y la reforma de la Ley de Patrimonio Natural.

Comments are closed.