¿Sabes qué es lobby?
22 octubre, 2015
Iñigo Garde García, responsable de Relaciones Institucionales de Endesa y ex alumno del PDAP: “Un buen lobista debe ser una persona empática, seria, sistemática y transparente”
27 octubre, 2015
Mostrar todo

Las 10 cualidades del buen lobista

MAS_10LobbyLa Comisión Europea considera la actividad del lobby como “legítima y necesaria en un sistema democrático que contribuye a llamar la atención de las instituciones sobre asuntos importantes”. Por ello, la próxima legislatura que comenzará en enero de 2016 será clave para el desarrollo del lobby en España, una actividad que será vital en los próximos años para el desarrollo de la democracia y la creación de nuevas leyes.

Este avance de la actividad conlleva desde hace varios años un crecimiento del número de profesionales que se dedican al lobby. Pero, ¿cuáles son las cualidades de un buen lobista?

Estas son las diez virtudes más destacadas de los lobistas, una lista publicada por Daniel Ureña, Socio & Director General de MAS Consulting, en el libro El lobby en España, ¿asignatura pendiente? publicado en 2014 por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y el Foro Empresarial APRI

1. Capacidad de síntesis: El buen lobista tiene que ser capaz de sintetizar y seleccionar los aspectos más relevantes de una realidad compleja. Resumir en un documento breve la esencia del problema, las consecuencias y las posibles soluciones.

2. Comunicación eficaz: La capacidad de comunicación, tanto escrita como oral, de un lobista es clave para el desarrollo de su profesión. El lobista del siglo XXI no vive únicamente de su agenda de contactos, sino también vive de su capacidad de elaborar argumentos sólidos y de transmitirlos a las audiencias adecuadas. Una buena agenda es necesaria, pero no suficiente.

3. Conocimiento de los procesos legislativos: El buen lobista ha de ser un perfecto conocedor de los entresijos de los procesos legislativos tanto a nivel europeo, nacional, autonómico y local. Entender las fases y los hitos en la elaboración de las leyes es fundamental para planificar el trabajo de representación de intereses.

4. Dominio del funcionamiento de la vida política: Es necesario que un lobista conozca el funcionamiento interno de la política, de los partidos (que en España tienen un gran peso) y las peculiaridades de los representantes políticos para poder combinar los tiempos políticos con los tiempos empresariales. El lobista puede ser el mejor aliado del político siempre que sea capaz de proporcionarle información veraz y útil para su análisis y consideración.

5. Capacidad de adaptación al cambio: Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías puede ser un gran aliado a la hora de defender los intereses de un colectivo, una organización o una causa social. El buen lobista ha de estar al día en las nuevas herramientas de comunicación social y saber utilizarlas.

6. Entendimiento del funcionamiento de los medios de comunicación: Los medios de comunicación tradicionales, la prensa, la radio y la televisión, siguen teniendo la capacidad de marcar los temas del debate público. Un buen lobista necesita entender los criterios que rigen el funcionamiento de los medios de comunicación, qué es noticia y qué no lo es. Un reportaje, un artículo o una entrevista en el momento adecuado puede ser crucial para la defensa de unos intereses concretos.

7. Visión estratégica y metodología: Son muchos los elementos que entran en juego en las campañas de lobby, por lo que el lobista ha de ser capaz de tener una visión de conjunto y saber más allá, anticipándose a los hechos, las acciones y las reacciones e interpretando el contexto social y político.

8. Capacidad de generar consensos: El diálogo y la escucha son dos de las herramientas más útiles para el lobista actual. La interacción entre los diferentes actores institucionales, sociales, políticos y empresariales es más necesaria que nunca y un buen lobista tiene que ser un hábil negociador, capaz de escuchar, generar empatía y encontrar los puntos en común ante cualquier asunto.

9. Visión internacional: Las ideas, los productos y las marcas son cada vez más globales; los mercados son más abiertos y las distancias más cortas. Por ello, los desafíos a los que las organizaciones se enfrentan son cada vez más globales y el lobista debe comprender y dominar esta nueva realidad.

10. Principios éticos: La transparencia y la ética son los mejores aliados del lobista. A mayor transparencia, más confianza en la actividad de lobby.

Sexta edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos

Para analizar la realidad de la actividad de lobby, una disciplina en auge en España y en Europa, y el rol del lobista a través de la experiencia de importantes actores de la empresa, la política, la sociedad civil y los medios de comunicación, MAS Consulting y la Universidad Pontificia Comillas presentan la sexta edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP).

El PDAP se impartirá en formato fin de semana, viernes por la tarde y sábado por la mañana, desde el 19 de febrero al 29 de abril de 2016, en la Facultad de Derecho (ICADE) de la Universidad Pontificia Comillas, en la calle Alberto Aguilera, 23 de Madrid.

Para más información sobre los profesores, la inscripción y la metodología, puede visitar la página web del programa aquí.



Comments are closed.