Juan Domingo Muñoz, Director Técnico de la Asociación Empresarial del Tabaco ADELTA: “Para ser un profesional de los asuntos públicos es imprescindible la honestidad”.

María Rey (Antena 3) y Sonia Sánchez (SER), en el Postgrado de Dirección de Campañas
2 marzo, 2015
Política y humor, dos herramientas clave para una buena estrategia de comunicación
13 marzo, 2015
Mostrar todo

Juan Domingo Muñoz, Director Técnico de la Asociación Empresarial del Tabaco ADELTA: “Para ser un profesional de los asuntos públicos es imprescindible la honestidad”.

El próximo 17 de abril comienza la 5ª edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos de MAS Consulting Group y la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) y coincidiendo con el inicio hemos entrevistado a diferentes ex alumnos. El primero ha sido Juan Domingo Muñoz, Director Técnico de la Asociación Empresarial del Tabaco ADELTA y alumno de la 4ª edición del Postgrado. Él es el encargado de coordinar temas estatutarios, de personal, confección y control presupuestario, autorregulación, fiscales, legales, regulación, Engagement, comunicación pública, etc. en la Asociación a la que pertenece.

Muñoz fue además uno de los impulsores de la Mesa del Tabaco, agrupación que aglutina toda la cadena de valor del sector y que fue creada para defenderse ante los cambios regulatorios. A continuación responde a nuestro cuestionario:

  • ¿Cómo considera que es la situación de la actividad de la representación de intereses en España respecto a otros países de Europa y del mundo? 

Pese a seguir siendo una gran desconocida, la legítima representación de intereses corporativos es una actividad profesional con idénticos criterios de calidad que cualquier otra. En España, los poderes públicos son perfectamente conscientes del papel que deben desempeñar las personas que se ocupan de estos temas, tanto en las empresas privadas como en las asociaciones empresariales, pese a la desinformación reinante entre el público en general. Según mi experiencia personal, la actividad que desempeño en España no tiene nada que envidiar a la que realizan mis colegas de profesión en otros mercados de la Unión Europea.

  • ¿Qué características debe tener un profesional de asuntos públicos en un sector como el del tabaco?

Ante todo, honestidad. Es absolutamente imprescindible defender las posiciones que toquen en cada momento con el apoyo de datos socio económicos contrastados –si son de fuente pública, mucho mejor- dejando de lado cualquier subjetividad argumental que daría pie, sin duda, a desbaratar toda la actividad de Engagement previamente construida. No debemos olvidar que el sector del tabaco es controvertido donde los haya, pues toda persona tiene sus ideas al respecto previamente configuradas y es muy difícil llegar a un nivel de diálogo basado en hechos fehacientes. Ese es el principal reto al que nos enfrentamos, día a día.

  • ¿Cómo ha aplicado los conocimientos del PDAP en su desarrollo profesional?

Mi caso no es el habitual en este tipo de postgrados, ya que llevo dedicándome a los asuntos corporativos desde hace casi veinte años sin interrupción. Sin embargo, dado que en la universidad de entonces –y eso que mi formación es de económicas y empresariales- jamás se mencionó la existencia de esta actividad profesional, consideré apropiado contrastar mi propia experiencia personal con la teoría que nunca había tenido la oportunidad de adquirir. He de reconocer que la experiencia ha sido enriquecedora, sin duda, pues me ha dado la oportunidad de comprobar que, por lo menos en mi caso, poner en orden ideas y procedimientos ayudan en el día a día y afianzan la confianza en el trabajo bien hecho. Por otro lado, conocer en persona a los ponentes, por cierto excepcionales, y contrastar experiencias con el resto de los alumnos ampliando así el círculo de tus amistades, simplemente no tiene precio.

  • ¿A qué perfil de gente recomendaría el curso?

Como he avanzado anteriormente, no debe limitarse a aquellos profesionales que quieran reorientar su carrera profesional hacia las relaciones corporativas pues, aunque ya se dediquen a ello, cotejar procedimientos y adquirir nuevas habilidades de negociación es el principal aliciente que puede argumentarse para sustraer a tu tiempo libre o a tu familia las horas que dura el postgrado. Lo que sí recomendaría es que una persona recién incorporada al mercado laboral no debería inscribirse, hasta tener un mínimo de experiencia profesional para poder aprovechar al máximo la experiencia formativa.

Comments are closed.