Dos ejemplos de creatividad solidaria
5 febrero, 2007
¿Quiere entrar en Política? Juege a Las Cortes 2
6 febrero, 2007
Mostrar todo

Todo por un tubo

Begoña Gómez. Diario ADN.

Es un viejo adagio del rock: cuando eres demasiado viejo para salir en la portada de tus discos, sustitúyete por una foto alegórica. Lo cumple New Order, y ojalá se lo hubieran aplicado los Stones y The Who en sus últimos álbumes. A la hora de hacer el videoclip para Window in the skies, incluso Bono ha creído que ya tenemos su cara suficientemente vista. En lugar del grupo, U2 ha optado por hacer un mash up, un montaje con todos sus ídolos, de Elvis a JayZ, en el que parece que cantan su tema en karaoke. La técnica del lip synch ha dado lugar a un género propio que tiene su hogar espiritual en YouTube. Entre los clásicos se cuentan el de los dos adolescentes asiáticos versionando a los Backstreet Boys o la versión en la que los Beatles cantaban Opá, viazé un corrá.

No son los únicos que se mimetizan con YouTube. Desde que Google se hizo con la web más exitosa del mundo, no hay consejo de seguridad que no flirtee con la idea de hacer vídeos cortos, graciosos, feotes y con una barra de herramientas debajo. Puede que los que levantaran YouTube fueran oficinistas ingeniosos con horas muertas y universitarios con laptop, pero ahora sus máximos admiradores tienen cara de pez gordo.

Budweiser acaba de sacarse de la manga una de las iniciativas publicitarias más caras de la historia y ha basado todo el concepto en una mímesis del estilo YouTube. La nueva televisión online Bud.Tv, que se estrenará el lunes, incluirá iniciativas como Finish our film, que producirá LivePlanet, la compañía de Matt Damon y Ben Affleck. La productora rodará el primer y último minicapítulo de una serie y los espectadores enviarán propuestas para desarrollar el argumento. Todo parece más que curiosamente inspirado en las tramas alternativas de Perdidos que aparecen en YouTube. La productora de Kevin Spacey y las estrellas de Saturday Night Live también han firmado ya contratos con la nueva televisión por internet. Los vídeos serán cortos, compartidos y de libre acceso. Queda por ver si los usuarios acostumbrados a la anarquía de YouTube aceptarán que los personajes de estas series aparezcan frecuentemente con cervezas en la mano.

Al menos, Budweiser se confiesa desde el nombre. Cuando Sony intentó promocionar la PSP con un blog aparentemente espontáneo y vídeos colgados en YouTube, la compañía acabó desenmascarada. All I want for Xmas is a PSP parecía la página de dos obsesos que pedían una consola para Navidad y colgaban vídeos sobre todo lo que llegarían a hacer para conseguirlo. Las pruebas de que eran manipulados aparecieron, cómo no, también en YouTube. No deja de ser irónico que las empresas más poderosas con acceso a la producción publicitaria más cara y con el acabado más pulido elija hacer vídeos que parecen salidos de una habitación adolescente. Hace crujir los dientes como un político presumiendo de iPod o un magnate en camiseta. Lo último, la Superbowl. El evento más desembarazadamente derrochador se anuncia con vídeos povera. Por si cuela.
[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VskbxuehP3I]

Comments are closed.