MAS Consulting refuerza su equipo con la incorporación de Laura Casado

Diez recomendaciones literarias del equipo de MAS Consulting
23 abril, 2018
Roberto Rodríguez, Socio de MAS Consulting, analiza el uso de las redes sociales en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos
27 abril, 2018
Mostrar todo

MAS Consulting refuerza su equipo con la incorporación de Laura Casado

La firma MAS Consulting continúa ampliando su equipo con la incorporación de Laura Casado, abogada especializada en asuntos públicos y relaciones institucionales, como nueva Consultora de MAS Consulting.

Laura, especializada en estrategias de lobby corporativo y asesoramiento de relaciones institucionales a altos directivos, posee experiencia en las áreas de sanidad, alimentación y consumo, sectores a los que ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional.

Licenciada en Derecho y Relaciones Internacionales por ICADE, completó su formación como periodista en el Máster de ABC. Posteriormente, mientras trabajaba de consultora de asuntos públicos, realizó un Máster de Dirección de Comunicación Corporativa y Management en el IE Business School y en la Escuela Internacional de Protocolo, este último año.

Como periodista, trabajó en el diario ABC, en la sección Nacional. Posteriormente, tras más de dos años y medio en consultoría de asuntos públicos y relaciones gubernamentales en Llorente & Cuenca y Cariotipo MH5, se incorporó como Adjunta al Director General de AUTOCONTROL, donde ha desempeñado el puesto hasta unirse a nuestra firma.

Desde la perspectiva de Consultora de MAS Consulting, ésta es su visión sobre los nuevos retos empresariales y el papel crucial del lobista en ello:

Desde su punto de vista, ¿cuáles son las necesarias cualidades del buen lobista?

En primer lugar, un buen lobista debe ser especialista en comunicación, puesto que tendrá que tener la habilidad de saber entender y sintetizar problemas y, lo que es más importante, de aportar soluciones en el poco tiempo que exige hoy tanto el ritmo político, como empresarial e institucional. En segundo lugar, el consultor de asuntos públicos debe ser una persona curiosa e inquieta, capaz de estar al día de la agenda de los diferentes agentes que juegan un papel en su entorno profesional. Por último, considero que un buen lobista debe ser honesto, puesto que solo así sabrá cultivar una reputación profesional en la que poder depositar no solo los intereses profesionales sino también la confianza.

¿A qué retos se enfrentan hoy las instituciones y empresas al querer defender sus intereses ante los decisores públicos?

Tanto las instituciones como las empresas atraviesan un periodo de constante cambio e incertidumbre, con una velocidad informativa cada vez más voraz y con menos tiempo de reposo. Además de ello, el afloramiento de una mayor diversidad de públicos de interés que pueden influir y afectar a su cuenta de resultados, directa o indirectamente, hace mucho más compleja la labor de sostener en el tiempo la buena reputación de las empresas e instituciones.

En este sentido, será clave en su modelo de negocio contar con especialistas internos y externos que sepan identificar un mensaje útil tanto para la sociedad, uno de los principales agentes de poder, como para la proliferación de los diferentes decisores públicos. Particularmente el nuevo empoderamiento social, debido a la existencia de redes sociales y las nuevas arquitecturas empresariales, que tienden hacia un modelo de comunidades de intereses, suponen todo un reto para la nueva realidad empresarial y societaria.

Teniendo en cuenta el escenario de la pregunta anterior, ¿cómo cree que particularmente las empresas pueden conseguir que sus intereses aparezcan en la agenda pública?

En un mundo que cada vez es más competitivo, las empresas deberán generar un modelo de negocio y un discurso necesario y creíble para sus stakeholders si no quieren ser ignoradas, incluso para sus propios trabajadores, los clientes internos, importante público potencial al que impactar. En este sentido, la necesidad de tornar hacia un cambio de modelo más preocupado por los problemas sociales e integrado en una comunidad cada vez más informada y concienciada es imprescindible. Además de ello, ordenar toda esta información y dirigirla por el canal adecuado, haciendo que impacte realmente y aparezca en la agenda pública, exigirá, sin lugar a dudas, contar con la experiencia del buen profesional de asuntos públicos, que dedica mucha parte de su tiempo a realizar esa escucha activa y a estudiar profesionalmente la canalización adecuada de la información, en tiempo, forma y destino. Por tanto, será capaz en poco tiempo de contar con la solución adecuada.

¿Qué le atrajo de MAS Consulting?

De MAS Consulting me llamaban la atención muchas cosas, pero especialmente su capacidad para, en un mundo cada vez más competitivo, haber sido capaz de fraguarse un nombre y distinguirse con un discurso propio y un contenido innovador, respecto de sus competidores. Esto hoy en día es todo un desafío. Además, sus estrategias vanguardistas al enfocar nuevos proyectos y su metodología innovadora en los servicios de consultoría de lobby siempre me han parecido un gran atractivo para tener la oportunidad de formar parte de su equipo, además de un reto profesional para mí misma.

Comments are closed.