Mónica de la Cruz, alumna de la 7ª edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos: “La calidad del profesorado es muy elevada y las temáticas de gran interés”

Más de 61 millones de alemanes elegirán un nuevo Bundestag el 24 de septiembre
20 septiembre, 2017
Las redes sociales, un arma de doble filo para las empresas
29 septiembre, 2017
Mostrar todo

Mónica de la Cruz, alumna de la 7ª edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos: “La calidad del profesorado es muy elevada y las temáticas de gran interés”

Mónica de la CruzMónica de la Cruz, Directora de la División de Construcción y de Calidad de ANAIP, la Asociación Española de Industriales de Plásticos, fue alumna de la 7ª edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP). Convencida de que hace falta una regulación del lobby en España -con un registro central único y obligatorio-, enfatiza que el lobby no sólo es una actividad lícita sino necesaria, actividad cuya estrategia debe de ir siempre de la mano de la estrategia de comunicación de cualquier institución que pretenda cumplir satisfactoriamente sus objetivos.

En esta entrevista, Mónica desgrana las principales caracteríticas de un buen lobista y de una buena estrategia de asuntos públicos.

¿Qué características debe tener un profesional de los asuntos públicos en el sector de los plásticos?

En todo buen lobista son fundamentales las habilidades personales: habilidades de comunicación y síntesis, gran capacidad analítica y excelentes dotes interpersonales con capacidad de generar relaciones de confianza con los diferentes stakeholders.

Pero además de las cualidades anteriormente mencionadas, en el caso del sector de los plásticos, al ser un sector muy amplio y diverso, la componente de conocimiento técnico, amplia visión y rápido análisis cobran gran importancia en las características que el buen lobista de nuestro sector debe tener.

Es importante que el lobista tenga una gran capacidad de extraer y sintetizar información valiosa para poder diseñar las estrategias más adecuadas para el amplio sector que representamos (productos, aplicaciones y materiales) con intereses que, en muchos casos, pueden afectar unos a otros.

Y, por supuesto, todas estas cualidades y aptitudes deben ser desarrolladas y llevadas a la práctica con ética, honestidad, profesionalidad, transparencia y veracidad en los datos e información que se manejan.

¿Cómo está la situación del lobby del sector de los plásticos en España en comparación con otros países?

Creo que la actividad de lobby en España es bastante parecida a la que realizan los principales países de la Unión Europea.

La industria española de transformación de plásticos es una de las más importantes de Europa, por ello desde ANAIP participamos muy activamente en el desarrollo normativo y legislativo, tanto a nivel nacional como comunitario.

En realidad, como en otros muchos sectores, la gran mayoría de la regulación y legislación que pueda afectar a nuestro sector procede de las instituciones europeas. Por ello, nuestras acciones de lobby se centran particularmente en la Comisión y el Parlamento Europeos, a través de nuestra asociación europea. Desde ANAIP, colaboramos en el diseño de las estrategias y acciones paneuropeas de lobby con un enfoque equilibrado entre los intereses del sector español y el europeo y aportando un buen soporte técnico.

Así mismo, trasladamos a nuestros representantes españoles en las instituciones europeas y a la administración nacional las cuestiones que atañen a nuestro sector y actuamos en los diferentes organismos nacionales implicados en el desarrollo legislativo europeo y/o en su trasposición a nivel nacional, para que conozcan los intereses o particularidades de nuestro sector nacional.

¿Qué aspectos debería contemplar una regulación eficaz del lobby en España?

Es absolutamente necesaria una regulación eficaz de la actividad del lobby y dar a esta actividad la profesionalidad y transparencia necesarias para dotarla de la credibilidad y respeto que merece.

El lobby es una actividad legítima y parte importante del proceso democrático. La sociedad demanda que la toma de decisiones legislativas se lleve a cabo de manera transparente, para el beneficio de la sociedad en su conjunto, y esto debe realizarse tras conocer los puntos de vista de los diferentes actores implicados, siendo el resultado de una actuación equilibrada y sin presiones o acceso privilegiado a la información.

La regulación del lobby debe basarse en los principios de ética y transparencia y contemplar un registro único o centralizado de grupos de interés, aquellos que actúan en defensa de intereses propios, de terceros o incluso de otros intereses generales. Así mismo, debiera especificarse y conocerse la representatividad y legitimidad de cada grupo de interés (a cuántas voces representan, fiabilidad de datos, informes o estudios, compromiso con una práctica ética del lobby…).

Este registro debe ir unido a un código ético y deontológico respetado tanto por los grupos de interés como por los representantes de las administraciones públicas, para garantizar que las acciones de lobby se lleven a cabo de forma transparente y honesta.

¿Cuáles son los conocimientos más destacados que ha recibido en el PDAP?

El principal es que el lobby es una actividad necesaria para una mejor legislación y regulación.

Si las acciones de lobby se hacen de manera profesional, debería quitarse ya ese sombra negra que planea sobre el lobby y entenderse como una actividad necesaria para una mejor regulación en la que se contemplan y se tienen en cuenta los puntos de vistas de todos los actores implicados.

Las estrategias de lobby han de enmarcarse en unas estrategias más amplias de asuntos públicos en las que también se engloban las de comunicación. Estas dos han de ir de la mano y planificarse conjuntamente.

También destacaría la importancia de buscar aliados con intereses similares que puedan ayudar a alcanzar las metas definidas.

Es importante crear lazos estrechos con los medios de comunicación ya que son los que más influencia pueden tener sobre la opinión pública y también sobre la agenda política.

La mejor clase del postgrado fue…

Recuerdo muchas muy buenas, ya que la calidad del profesorado es muy elevada y las temáticas de gran interés. Quizás destacaría especialmente, porque me vienen ahora a la memoria, la clase de David Redoli y Santos Ortega sobre la elaboración de discursos y la figura del portavoz; la de Eduardo Baeza, con su caso práctico sobre diplomacia internacional, y, sobretodo, las de los sectores empresariales (tabaco y automóvil) cuyas experiencias podrían ser trasladables a la actividad que desarrollo.

Octava edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos

El próximo 26 de enero dará comienzo la octava edición del Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP). Todos los interesados en participar en este programa pueden consultar toda la información sobre las sesiones, los profesores, los objetivos, la matrícula y el proceso de inscripción (ya abierto) aquí.

Comments are closed.